CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 355
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
1
OCT 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La semana dejó precios con bajas del 1,6% para la soja en la Bolsa de Chicago, donde resultó fundamental para la caída de las cotizaciones del aceite. Las pérdidas también comprendieron al trigo y respondieron a las cifras adversas dadas por el USDA el viernes. El maíz fue la excepción a la tónica bajista, pero sus mejoras apenas superaron el 0,4% en un contexto de valores deprimidos para el cereal. En el mercado doméstico la soja cerró con saldo negativo, mientras que el maíz y el trigo registraron mayoría de alzas.

Panorama Agrícola Semanal

La semana dejó precios con bajas del 1,6% para la soja en la Bolsa de Chicago, donde resultó fundamental para la caída de las cotizaciones del aceite. Las pérdidas también comprendieron al trigo y respondieron a las cifras adversas dadas por el USDA el viernes. El maíz fue la excepción a la tónica bajista, pero sus mejoras apenas superaron el 0,4% en un contexto de valores deprimidos para el cereal. En el mercado doméstico la soja cerró con saldo negativo, mientras que el maíz y el trigo registraron mayoría de alzas.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 29

Viernes 22

Diferencia en %

Petróleo

51,72

50,38

+2,66

Dólar/Euro

1,1818

1,1947

-1,08

Real/Dólar

3,1676

3,1276

+1,28

Peso/Dólar*

17,21

17,21

=

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación

SOJA

Los precios de la soja cerraron la semana con mayoría de bajas, aunque leves. El recorrido del valor de la oleaginosa disponible estuvo atado al rumbo de la paridad peso/dólar. Entre lunes y martes, la devaluación del peso contribuyó para que el mercado local no reflejara las bajas externas. Miércoles y jueves se mantuvo la inercia, pero el viernes, la brusca apreciación de la moneda local y la escasez de oferta en la línea de $ 4400 dieron lugar al retroceso que queda para la estadística semanal. En detalle, la transición de las ofertas fue de 4400 a 4350 pesos por tonelada para las terminales del Gran Rosario; de 4300 a 4250 pesos para Bahía Blanca, en tanto que para Necochea la propuesta se mantuvo inalterable, en 4200 pesos.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4395, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 4342 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4225 pesos por tonelada.

La tónica bajista se reflejó, asimismo, en la soja de la próxima cosecha, dado que la propuesta por grano con entrega en mayo sobre el Gran Rosario retrocedió de 262 a 260 dólares por tonelada. Lo propio ocurrió en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde las posiciones noviembre y mayo bajaron de 259,30 a 256 y de 265 a 261,80 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de septiembre y el 27 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 169.000 toneladas de poroto de soja, 1.177.018 toneladas de harina y 145.310 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 127.119 toneladas de poroto, 9900 toneladas de harina y 4300 toneladas de aceite; desde Necochea, 130.407 toneladas de poroto y 9000 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 47.200 toneladas de poroto.

 

Fue negativo el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones noviembre y enero perdieron un 1,63 y un 1,61%, al pasar de 361,65 a 355,77 y de 365,42 a 359,54 dólares por tonelada. Si bien tuvo relación con el buen avance de la cosecha estadounidense, el principal fundamento bajista fue la caída del valor del aceite de soja, que en la transición semanal perdió un 4,18%, al variar de 749,34 a 718,04 dólares por tonelada.

Ese retroceso del subproducto de la soja estuvo fundamentado en la posibilidad de que la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos defina para 2018 una reducción del mandato de mezcla de biodiésel con combustibles fósiles. En la semana el organismo abrió un proceso de consulta para emitir luego una disposición, pero no son pocos los que creen que medidas que quiten los incentivos a la producción de energías alternativas, como los agrocombustibles, son una posibilidad cierta bajo la administración Trump, cuyos vínculos están mucho más asociados a los intereses de las energías fósiles.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA relevó el progreso de la cosecha de soja sobre el 10% del área apta, contra el 4% de la semana pasada; el 9% del año anterior para la misma fecha, y el 12% promedio de las cuatro campañas precedentes. Además, el organismo ponderó el 60% de la soja en estado bueno/excelente, por encima del 59% de la semana pasada, pero por debajo del 73% vigente un año atrás. En Iowa y en Illinois, valoró en estado bueno/excelente el 60 y el 56% de los cultivos, contra el 58 y el 53% de la semana precedente. Está perdiendo hojas el 63% de los cultivos.

Contribuyó para limitar las pérdidas de los precios el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja por 2.982.700 toneladas, por encima de las 2.338.200 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 1,8 a 2,2 millones de toneladas. De igual modo fue positiva la venta de harina, que totalizó 301.800 toneladas, contra las 147.200 toneladas de la semana pasada y frente a un rango estimado por los operadores de entre 50.000 y 150.000 toneladas.

También fue fundamental para que las bajas no fueran mayores el informe trimestral de existencias estadounidenses al 1º de septiembre publicado el viernes por el USDA. En él, el organismo relevó reservas por 8,19 millones de toneladas, que no sólo quedaron casi un millón de toneladas abajo del promedio calculado por los privados, de 9,20 millones, sino que se ubicaron por debajo de las proyecciones más optimistas, en un rango que iba de 8,74 a 9,88 millones de toneladas. Lo negativo, aunque hace tiempo asumido por el mercado, es que las actuales existencias están un 52,8% por encima de los 5,36 millones vigentes un año atrás.

Respecto de Brasil, el viernes la consultora AgRural informó que la siembra de soja 2017/2018 avanzó sobre el 1,50% del área prevista, por debajo del 4,80% de igual momento de 2016 y del 2,30% promedio de los últimos cinco años. La firma añadió que para los especialistas esta demora aún no es preocupante, vale tener en cuenta que durante la campaña anterior se registró un importante anticipo de las siembras, producto del adelantamiento de las lluvias. Además, AgRural incrementó de 34,49 a 34,56 millones de hectáreas su previsión sobre la intención de siembra y de 109,70 a109,90 millones de toneladas la proyección de la nueva cosecha.

MAÍZ

Con mayoría de alzas cerró la semana el maíz en el mercado doméstico, donde la transición de las ofertas de los exportadores fue de 2350 a 2450 pesos por tonelada para Bahía Blanca y de 2300 a 2350 pesos para Necochea, mientras que para el Gran Rosario el valor se mantuvo estable, en $ 2350. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2394 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2359 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) por maíz seco se ubicaron entre 2300 y 2470 pesos por tonelada.

Las ofertas por maíz de la nueva cosecha, con entrega entre abril y mayo, subió de 143 a 146 dólares por tonelada en la zona del Gran Rosario. En el Matba la semana cerró con ligeras mejoras, dado que los contratos diciembre y abril crecieron de 145 a 145,50 y de 149,50 a 149,90 dólares por tonelada.  

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de septiembre y el 27 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 691.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 127.038 toneladas; desde Necochea, 39.365 toneladas, y desde otros puertos, 66.500 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que la siembra de maíz avanzó sobre el 9,5% de los 5.400.000 millones de hectáreas proyectados para la campaña 2017/18. “Desde nuestro informe previo, la siembra con destino grano comercial continuo en el centro del área agrícola nacional. Ya promediando la ventana de siembra de lotes tempranos en parte de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y de La Pampa, las labores mantienen un retraso en comparación con el promedio histórico, producto de la falta de humedad o de excesos hídricos en la cama de siembra”. En simultáneo, continúa la lenta incorporación de lotes tempranos en las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y en el centro de Buenos Aires. “Estas regiones concentran gran parte de la superficie con problemas de anegamientos y falta de piso en el nivel nacional. De continuar las demoras registradas en la siembra, podrían promover el pasaje de área presupuestada como siembras tempranas a planteos tardíos”, dijo la Bolsa.

 

Con ligeras subas para los precios del maíz cerró la semana de negocios en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones diciembre y marzo sumaron un 0,49 y 0,48%, al pasar de 139,17 a 139,85 y de 144,09 a 144,78 dólares por tonelada. El único fundamento alcista del segmento fue el informe trimestral de existencias al 1º de septiembre publicado el viernes por el USDA. En él, el organismo relevó un stock de 58,30 millones de toneladas, que quedó debajo de los 59,77 millones previstos en promedio por el mercado, dentro de un rango que proyecciones privadas que iba de 58,68 a 62,23 millones de toneladas. Como en el caso de la soja, el hecho de que las reservas quedaran un 32,14% arriba de las vigentes un año atrás, de 44,12 millones estaba asumido por el mercado.  

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de maíz sobre el 11% del área apta, contra el 7% de la semana pasada; el 14% de igual fecha de 2016, y el 17% promedio de las últimas cuatro campañas. Acerca de la condición de los cultivos, ponderó el 61% en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por debajo del 74% vigente un año atrás. En Iowa y en Illinois ponderó en estado bueno/excelente el 59 y el 52% de los cultivos, sin cambios respecto de la semana pasada. El organismo indicó que está dentado el 93% de los cultivos y que está maduro el 51% del maíz.

Negativo fue el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el USDA relevó el jueves ventas de maíz por 320.200 toneladas, por debajo de las 526.900 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, entre 500.000 y 800.000 toneladas.

Tanto para el maíz como para la soja, las buenas condiciones climáticas que se registraron durante el fin de semana en las principales zonas productoras de granos gruesos podrían resultar bajistas en el inicio de la nueva semana, dado que favorecieron los trabajos de cosecha.

TRIGO

Necesidades puntuales de los exportadores posibilitaron importantes mejoras para los precios del trigo argentino disponible y alentaron también el repunte de las cotizaciones del grano de la nueva cosecha. En efecto, la transición de las ofertas por la mercadería física fue de 2800 a 2900 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario; de 2750 a 2950 pesos para los negocios con entregas hasta el 13 del actual sobre Bahía Blanca, y de 2700 a 2900 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 2965 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2923 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2500/3100 a 2550/3130 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Para el trigo con entrega en enero las propuestas de los compradores subieron de 165 a 170 dólares por tonelada para todos los destinos. Vale destacar que los vendedores esperan que los 170 dólares sean aplicados por igual a las entregas durante noviembre y diciembre. Si esto se da, seguramente el volumen de negocios cobrará dinamismo. En el Matba también se reflejó la tónica alcista, dado que las posiciones enero y marzo crecieron de 165 a 168,50 y de 172,50 a 177 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de septiembre y el 27 de octubre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 251.500 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 65.350 toneladas, y desde Necochea, 33.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que las lluvias registradas sobre el centro y norte del país abastecieron de humedad los lotes de trigo que se encuentran en etapas de llenado de grano. “Sobre el norte del país, en la región NOA, los lotes tempranos ya se encuentran en madurez fisiológica y el rendimiento esperado se ubica levemente por debajo del promedio de los últimos años. Esto se debe a que gran parte del llenado de grano transcurrió bajo una humedad regular a escaza, sumado a heladas tardías que afectaron en el momento de espigazón. Por otra parte, en el NEA el cereal transita estadios de llenado de grano bajo humedad adecuada y presión sanitaria normal”. En cuanto al centro de Buenos Aires, la entidad indicó que los lotes presentan bajo stand de plantas como consecuencia de las inundaciones acumuladas durante los últimos meses. “En los ambientes más afectados, las pérdidas podrían ubicarse entre un 5 y un 15% en función de cada localidad. Sobre el sur bonaerense, la mayor proporción de los lotes se encuentran en macollaje”. Además, la BCBA confirmó que luego de realizar ajustes sobre el área implantada con trigo en el ciclo 2016/17 en las regiones del centro y del norte del país, “la superficie nacional ascendió a 5.200.000 hectáreas y la producción total acumulada, a 16.800.000 toneladas”.

 

Resultó negativo el balance de la semana para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, las posiciones diciembre y marzo en la Bolsa de Chicago resignaron un 0,28 y un 0,64%, al pasar de 165,16 a 164,70 y de 172,51 a 171,41 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos perdieron un 1,67 y un 1,66%, tras caer de 165,44 a 162,68 y de 171,96 a 169,11 dólares por tonelada. Lo que se encaminaba hacia un cierre semanal positivo fue eclipsado por los informes que el USDA publicó el viernes, dado que incrementaron la cantidad de trigo estadounidense disponible.

Por un lado, en su trabajo sobre existencias trimestrales al 1º de septiembre, el USDA relevó 61,32 millones de toneladas de trigo, por encima de los 60,01 millones previstos en promedio por los operadores, pero por debajo de los 69,26 millones vigente un año atrás, un dato, este último, que ya estaba asumido por el mercado. Y por el otro, en su trabajo de revisión final de la producción total del grano fino en EE.UU., el organismo estimó 47,37 millones de toneladas, cerca de los 47,33 millones proyectados en el último reporte mensual, pero por encima de los 46,76 millones esperados por los operadores, que apostaban a un recorte en la cifra respectiva al trigo de primavera, algo que no ocurrió.   

Respecto de la nueva siembra, el lunes el USDA indicó que la implantación de trigos de invierno progresó sobre el 24% del área prevista, contra el 13% de la semana pasada; el 28% de igual momento de 2016, y el 28% promedio de las últimas cuatro campañas.

Entre neutro y levemente positivo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó negocios por 435.600 toneladas de trigo, por encima de las 307.300 toneladas del reporte anterior y cerca del máximo previsto por los operadores, en un rango que fue de 250.000 a 450.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys