CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 355
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
5
NOV 2017
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

Tras una semana con oscilaciones muy leves, el balance para los precios de la soja, el maíz y del trigo en la Bolsa de Chicago dejó una postal atípica, dado que casi no ofreció cambios. La cosecha de los granos gruesos en los Estados Unidos; la siembra en Brasil, y la fuerte competencia en el mercado exportador del grano fino fueron algunos de los fundamentos que influyeron sobre la plaza.

Panorama Agrícola Semanal

Tras una semana con oscilaciones muy leves, el balance para los precios de la soja, el maíz y del trigo en la Bolsa de Chicago dejó una postal atípica, dado que casi no ofreció cambios. La cosecha de los granos gruesos en los Estados Unidos; la siembra en Brasil, y la fuerte competencia en el mercado exportador del grano fino fueron algunos de los fundamentos que influyeron sobre la plaza.

SOJA

Los precios de la soja en el mercado doméstico cerraron la semana con altibajos. En la plaza física, la transición de las ofertas de los compradores fue de 4420 a 4400 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario, donde el jueves se tocó un pico de 4500 pesos, que posibilitó un importante volumen de ventas y de fijaciones; de 4250 a 4300 pesos para Bahía Blanca, y de 4150 a 4200 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4468, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 4454 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4416 pesos por tonelada.

Para la soja de la próxima cosecha el balance fue negativo, dado que las propuestas de los compradores cayeron de 265 a 260 dólares por tonelada para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) también se reflejaron los altibajos, dado que la posición noviembre subió de 253,80 a 255 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo bajó de 267,10 a 264 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 1º y el 26 de noviembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.209.765 toneladas de harina y 167.780 toneladas de aceite, pero no se prevé la salida de poroto de soja; desde Bahía Blanca, 40.000 toneladas de harina y 5000 toneladas de aceite; desde Necochea, 17.486 toneladas de harina, y desde otros puertos, 28.000 toneladas de poroto y 102.000 toneladas de aceite.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que continuaron las labores de siembra de soja sobre el centro del área agrícola nacional, con los mayores avances sobre el centro y sur de Santa Fe, el norte de Buenos Aires y sobre el sudeste de Córdoba. “Se cubrió el 7,2% de los 18,10 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 5,4 puntos y con un adelanto de 2,2 puntos frente a igual momento de 2016”, dijo la entidad. Añadió que más del 46% del área sembrada durante los días previos se ubica en sectores del Núcleo Norte, donde la humedad en los lotes varía de óptima a adecuada. “En paralelo, la región Núcleo Sur aportó otro 27% del área sembrada desde nuestro informe previo. Este menor progreso podría estar relacionado con excesos hídricos relevados en varias localidades de la región. Simultáneamente, el centro-este de Entre Ríos y en el norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires se comienzan a movilizar las sembradoras con mayor fluidez, aportando conjuntamente otro 15% del área incorporada”.

 

Casi sin cambios cerró el balance semanal para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos sumaron apenas un 0,18 y un 0,02%, al pasar de 358,35 a 358,99 y de 362,48 a 362,57 dólares por tonelada. Vale tener en cuenta que hasta la rueda del jueves el balance aparecía como más positivo, sobre todo tras un buen reporte oficial sobre las exportaciones estadounidenses, pero en la última jornada del segmento se registraron bajas superiores a los 4 dólares, que modificaron el balance. Esas quitas estuvieron dadas por el favorable avance de la siembra en Brasil y por la caída del valor del aceite, luego de que en Indonesia se proyectara un crecimiento del 5,5% de la producción de aceite de palma, por una transición de 36,50 a 38,50 millones de toneladas para 2018.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA relevó el progreso de la cosecha de soja sobre el 83% del área apta, contra el 70% de la semana pasada; el 85% del año anterior para la misma fecha, y el 84% promedio de las cuatro campañas precedentes. En promedio, el mercado esperaba un avance sobre el 85%. En Iowa y en Illinois, la cosecha progresó sobre el 83 y sobre el 86% de las respectivas áreas aptas, frente al 89 y al 89% de igual momento de 2016. El viernes, los operadores estimaron un avance de la cosecha sobre el 90% del área apta.

Como señalamos anteriormente, fue positivo para la soja el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto por 1.967.000 toneladas, por debajo de las 2.129.300 toneladas del segmento anterior, pero por encima del rango previsto por el mercado, de 1.450.000 a 1.850.000 toneladas. En cuanto a la harina de soja, el organismo reportó negocios por 225.000 toneladas, por encima de las 142.800 toneladas de la semana pasada y dentro del rango estimado por los operadores, de 100.000 a 250.000 toneladas.

El viernes la consultora AgRural indicó que durante la semana se registró un avance de la siembra de soja en Brasil de 13 puntos, que elevaron el progreso sobre el 43% de la superficie estimada, un dato que, si bien sigue por debajo del 53% vigente un año atrás, está casi en línea con el 44% promedio de los últimos cinco años.

También el viernes, Reuters informó que Brasil se apresta a obtener una mayor proporción de las importaciones de soja de China en los próximos meses, “lo que golpeará a los exportadores estadounidenses durante un período crucial de la temporada agrícola”, en momentos en que el mundo se prepara para recibir otra cosecha casi récord de la oleaginosa. Según la agencia, “está previsto que China compre alrededor de cinco millones de toneladas de soja a Brasil en el cuarto trimestre de 2017, según dijeron dos importantes fuentes de la industria, el doble de los 2,49 millones embarcadas en el mismo período del año pasado”. Agregó que, para los exportadores de soja de los Estados Unidos, el período de octubre a diciembre resulta primordial, ya que ha representado en promedio un 53% de los embarques de un año calendario en los últimos cinco años, de acuerdo con los datos de la Oficina del Censo estadounidense.

En la previa del nuevo informe mensual que el USDA publicará el jueves, las firmas Informa Economics y FC Stone estimaron la cosecha de soja estadounidense por encima del cálculo oficial. En efecto, para Informa el volumen será de 121,03 millones de toneladas y el rinde promedio, de 33,42 quintales por hectárea, mientras que para FC será de 121,57 millones y de 33,56 quintales, contra los 120,58 millones y los 33,29 quintales del reporte oficial de octubre.

MAÍZ

Pocos cambios se registraron en la plaza argentina de maíz, donde las ofertas por el cereal disponible se mantuvieron estables en 2400 pesos por tonelada para el Gran Rosario y en $ 2450 para Bahía Blanca. Para Necochea, necesidades puntuales de la exportación elevaron la propuesta de 2350 a 2450 pesos por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2337 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2353 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 2350 y 2450 pesos por tonelada.

La oferta por grano de la próxima cosecha, con entrega desde marzo, se mantuvo estable, en 145 dólares por tonelada. En el Matba el balance fue negativo, dado que las posiciones diciembre y abril retrocedieron de 142 a 140,50 y de 148,50 a 148,30 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 1º y el 23 de noviembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 706.720 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 174.970 toneladas; desde Necochea, 136.561 toneladas, y desde otros puertos, 48.348 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que la siembra de cuadros de maíz con destino grano comercial avanzó sobre el 33,9% de los 5,40 millones de hectáreas previstos. “Los mayores avances se registraron en Buenos Aires y en La Pampa, donde aún transitamos la ventana de siembra de lotes tempranos. Diferente es el panorama en el centro y en el norte del país, donde las tareas se retomarían en los primeros días de diciembre. Gran parte de los lotes implantados en fechas tempranas se encuentran diferenciando hojas bajo buenas condiciones sanitarias y correctas reservas hídricas”.

 

Al igual que lo visto con la soja, el balance semanal casi no dejó cambios para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones diciembre y marzo resignaron un 0,15 y un 0,14%, al pasar de 137,30 a 137,10 y de 142,71 a 142,51 dólares por tonelada. El avance de la cosecha y las buenas productividades que se están obteniendo en los Estados Unidos fueron los principales fundamentos de presión bajista para las cotizaciones del cereal, que no logra salir de un rango de valores deprimido.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de maíz sobre el 54% del área apta, contra el 38% de la semana pasada; el 73% de igual fecha de 2016, y el 72% promedio de las últimas cuatro campañas. El mercado esperaba un progreso sobre el 50%. En cuanto a la condición de los cultivos, ponderó el 66% en estado bueno/excelente, sin cambios frente a la semana pasada, pero por debajo del 74% vigente un año atrás. En Iowa y en Illinois, la cosecha progresó sobre el 44 y sobre el 73% de las superficies aptas, frente al 71 y al 91% de igual momento de 2016. El viernes, los operadores estimaron un progreso de la cosecha sobre el 70% del área.

Entre neutro a levemente bajista resultó el reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 811.500 toneladas de maíz, por debajo de las 1.288.300 toneladas y cerca del mínimo previsto por los operadores, en un rango que fue de 800.000 a 1.100.000 toneladas. Como dato positivo, que seguramente impactará en el reporte de la próxima semana, el jueves el USDA confirmó una nueva venta estadounidense a México por 845.820 toneladas del cereal.

De cara al próximo informe mensual de oferta y demanda de granos que el USDA publicará el jueves, las cifras aportadas por las consultoras Informa Economics y por FC Stone resultaron superiores a las dadas por el organismo en octubre. En efecto, para Informa la producción estadounidense del cereal será de 366,03 millones de toneladas, por un rinde medio de 108,84 quintales, en tanto que para FC alcanzará los 366,64 millones, con un rendimiento de 109,02 quintales, frente a los 362,73 millones y a los 107,83 quintales por hectárea proyectados por el USDA.

TRIGO

Ya en el inicio de la cosecha, las ofertas de los exportadores por el trigo disponible se mantuvieron en $ 2900 por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, en tanto que subieron de 2900 a 2950 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 2907 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2927 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2700/3250 a 2770/3250 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Las propuestas por el cereal con entrega en enero bajaron de 170 a 165 dólares por tonelada para el Gran Rosario y de un rango de 167/168 a 165 dólares para Bahía Blanca y para Necochea. La tónica negativa, aunque un poco más moderada, se reflejó en el Matba, donde las posiciones enero y marzo pasaron de 164 a 163 y de 171,80 a 171,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 1º y el 23 de noviembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 270.200 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 61.500 toneladas, y desde Necochea, 30.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, la BCBA relevó el jueves que la cosecha de trigo progresó sobre el 3,5% del área apta, con un rinde promedio nacional de 13,1 quintales por hectárea. “Comenzó la cosecha en el norte de Santa Fe, con mermas en los rindes esperados debido a los daños ocasionados por la infección de fusarium. Paralelamente, continúa avanzando la recolección del cereal en el NOA y en el NEA, con rendimientos variables en función de cada localidad. En el centro del área agrícola, los lotes de trigo se encuentran llenando grano con muy buenas expectativas de rinde, mientras que, en el sector sur, el cereal transita estadios entre espigazón y floración, registrándose una marcada mejora en la condición de humedad de los perfiles”. Para la Bolsa, la proyección de producción para la campaña 2017/18 se mantiene en “17.000.000 de toneladas, un 1,2% por encima del ciclo previo”.

 

El balance de la semana dejó muy ligeros altibajos para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, en la Bolsa de Chicago las posiciones diciembre y marzo perdieron un 0,29 y un 0,17%, al pasar de 156,90 a 156,44 y de 163,60 a 163,33 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos sumaron un 0,36 y un 0,34%, al variar de 156,25 a 156,81 y de 162,78 a 162,78 a 163,33 dólares por tonelada.

La preminencia de Rusia en el mercado exportador continúa siendo el principal fundamento de presión bajista para las cotizaciones del grano fino. El panorama sigue siendo negativo, con exportaciones récord de trigo ruso todavía ingresando en el mercado internacional y sin señales de serios problemas logísticos”, dijo a la agencia Reuters Matt Ammermann, gerente de riesgo de materias primas de FC Stone.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA informó que la siembra de los trigos de invierno progresó sobre el 84% del área prevista, contra el 75% de la semana pasada; el 85% de igual momento de 2016, y el 87% promedio de las últimas cuatro campañas. El mercado esperaba un avance de la implantación sobre el 88% de la superficie estimada. Emergió el 65% de las plantas. En cuanto a la condición de las plantas, el USDA ponderó un 52% en estado bueno/excelente, por debajo del 58% de igual momento de 2016.

Resultó neutro para los precios del trigo el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 347.800 toneladas, por debajo de las 360.600 toneladas del segmento anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 250.000 a 450.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys