CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 282
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
7
ENE 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La primera semana de negocios de 2018 en la Bolsa de Chicago dejó subas próximas al 1% para la soja, por la falta de humedad en zonas agrícolas de la Argentina. Para el trigo las alzas fueron del 0,87%, más discretas que las alcanzadas en Kansas, donde fueron del 2,40% por la ola polar que podría dañar los cultivos de invierno. El maíz cerró casi sin variantes. En el mercado doméstico se destacó el aumento del 6,4% del valor de la soja disponible, producto no sólo de la devaluación del peso, sino también de la necesidad de mercadería de las fábricas.

Panorama Agrícola Semanal

La primera semana de negocios de 2018 en la Bolsa de Chicago dejó subas próximas al 1% para la soja, por la falta de humedad en zonas agrícolas de la Argentina. Para el trigo las alzas fueron del 0,87%, más discretas que las alcanzadas en Kansas, donde fueron del 2,40% por la ola polar que podría dañar los cultivos de invierno. El maíz cerró casi sin variantes. En el mercado doméstico se destacó el aumento del 6,4% del valor de la soja disponible, producto no sólo de la devaluación del peso, sino también de la necesidad de mercadería de las fábricas.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 5 Enero

Viernes 29 Diciembre

Diferencia en %

Petróleo

61,54

60,51

+1,70

Dólar/Euro

1,2042

1,2028

+0,12

Real/Dólar

3,2336

3,3144

-2,44

Peso/Dólar*

18,760

18,549

+1,14

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación

SOJA

Muy positiva resultó la primera semana de negocios de 2018 para los precios de la soja argentina. La necesidad de mercadería evidenciada por las fábricas; la devaluación del peso respecto del dólar, y el inicio del cronograma mensual de reducción de los derechos de exportación para la oleaginosa estuvieron entre los factores que impulsaron las ganancias nominales. La transición de las ofertas de los compradores fue de 4700 a 5000 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario; de 4600 a 4850 pesos para Bahía Blanca, y de 4500 a 4750 pesos para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 5016, mientras que para el lunes fue fijado en 5094 pesos por tonelada. En el cierre del segmento comercial, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4929 pesos por tonelada.

La tónica positiva se reflejó, asimismo, sobre la soja de la próxima cosecha, dado que la propuesta de la demanda para la mercadería con entrega en mayo creció de 250 a 258 dólares por tonelada. Lo mismo ocurrió en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones enero y mayo aumentaron de 258 a 269 y de 260 a 263,30 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 3 y el 24 de enero deben salir desde las terminales del Gran Rosario 52.000 toneladas de poroto de soja, 1.068.535 toneladas de harina y 117.000 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 85.000 toneladas de harina y 4500 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 24.550 toneladas de poroto y 57.000 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 87,5% de los 18,10 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 5,6 puntos y con una demora interanual de 4,7 puntos. “A escala nacional aún falta incorporar más de 2,25 millones de hectáreas. Un 75% del área remanente se ubica en el norte del país, donde elevadas temperaturas y ausencia de precipitaciones demoran la siembra en el NOA y el NEA. El 25% restante corresponde a lotes de segunda sobre el centro y el sur del área agrícola. Puntualmente en sectores de Buenos Aires, por la falta de humedad en la cama de siembra hay riesgo de no poder implantar parte de la superficie prevista sobre rastrojo de trigo y cebada”, detalló la entidad.

Añadió que “más de 1,7 millones de hectáreas se encuentran a la espera de lluvias que repongan humedad en cuadros de las regiones NOA y NEA, donde el retraso interanual de siembra se eleva al 45,3 y al 37,1%, respectivamente. Pese al actual escenario, ambas regiones cuentan con dos a tres semanas de plazo para la incorporación del cultivo”. En cuanto al centro de la región agrícola, la Bolsa dijo que restan implantar menos de 200.000 hectáreas y que la mayor parte de esa superficie son lotes de segunda, demorados por una heterogénea oferta hídrica sobre la cama de siembra.

“Pese a la falta de condiciones para la siembra en el Norte, el mayor riesgo a corto plazo se ubica en el extremo Sur de la región agrícola, donde la falta de condiciones para la siembra de segunda podría impactar de forma negativa sobre la actual estimación nacional de superficie destinada al cultivo”, advirtió la entidad.

 

Levemente alcista fue el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones enero y marzo sumaron un 1,02 y un 0,94%, al pasar de 349,71 a 353,29 y de 353,38 a 356,69 dólares por tonelada. El clima en Sudamérica continúa siendo el foco de atención para el mercado, en particular por la falta de humedad que afecta zonas agrícolas de la Argentina, que podría derivar en un recorte de la intención de siembra. 

Las subas del poroto fueron potenciadas por las mejoras alcanzadas por los precios de la harina en la plaza estadounidense, del 1,69%, tras crecer de 344,58 a 350,42 dólares por tonelada, y del aceite, del 1,72%, luego de variar de 729,28 a 741,85 dólares.

No resultó constructivo para los precios el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el viernes el USDA relevó ventas de poroto de soja por 554.000 toneladas, por debajo de las 974.700 toneladas del segmento anterior y del rango previsto por los operadores, de 600.000 a 900.000 toneladas. Los negocios con harina de soja fueron reportados en 109.000 toneladas, por debajo de las 288.300 toneladas de la semana pasada y cerca del mínimo previsto por los privados, que manejaron un rango de 100.000 a 350.000 toneladas.

En cuanto a Brasil, donde en pocos días comenzará la cosecha de los lotes tempranos en Mato Grosso, el viernes la agencia Reuters difundió un relevamiento hecho entre once estimadores privados y organismos en el que promedió la nueva cosecha de soja en 110,19 millones de toneladas, un volumen que, de obtenerse, resultará el segundo más alto de la historia agrícola brasileña, tras los 114,08 millones de campaña 2016/2017. Los extremos del relevamiento fueron el Rabobank, con 107 millones de toneladas, y Safras & Mercado, con 114,56 millones. Vele recordar que, en su último informe mensual, el USDA proyectó la producción de Brasil en 108 millones de toneladas. El viernes el organismo publicará su nuevo trabajo mensual.

MAÍZ

Con mayoría de alzas cerró la semana para los precios del maíz en el mercado doméstico, donde las propuestas de los exportadores pasaron de 2700 a 2800 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 2750 a 2800 pesos para Necochea. En Bahía Blanca, el valor del cereal se mantuvo estable en 2800 pesos por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 2771, mientras que para el lunes fue fijado en 2787 pesos por tonelada. Las principales propuestas de los consumos relevadas por la BCBA por maíz seco se ubicaron entre 2550 y 2900 pesos por tonelada.

La tónica alcista comprendió al maíz nuevo, dado que la oferta por el cereal con entrega desde marzo pasó de 147 a 150 dólares por tonelada. Lo mismo ocurrió en el Matba, donde los ajustes de las posiciones abril y julio crecieron de 149,70 a 151 y de 144,60 a 146 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 3 y 24 de enero deben salir desde las terminales del Gran Rosario 874.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 152.460 toneladas, y desde Necochea, 65.234 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el progreso de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 77,9% de los 5,4 millones de hectáreas previstos, con un avance semanal de 7,7 puntos. “Desde nuestro informe previo se relevaron siembras en gran parte del área agrícola nacional. Lo mayores avances se registraron en Buenos Aires y Córdoba, producto de las buenas condiciones del tiempo. Hacia las regiones NOA y NEA comenzó a tomar impulso la siembra a medida que las labores de implantación de soja comienzan a entrar en su tramo final. Por otro lado, los cuadros tempranos transitan etapas reproductivas bajo disímiles condiciones hídricas y buena sanidad”, detalló la entidad. Agregó que en las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y en el centro de Buenos Aires, los cuadros tempranos que cuentan con influencia de napa se encuentran en buenas condiciones. Los lotes tardíos y de segunda ocupación se encuentran transitando estadios fenológicos entre emergencia y panojamiento. “En el sur de Buenos Aires, la siembra del cereal se encuentra en su tramo final. En las zonas núcleo Norte y Sur, las primeras estimaciones de rinde de cuadros tempranos se ubicarían en el promedio de las últimas campañas. En Córdoba, la siembra cobró mayor fluidez durante la última semana registrándose resiembras puntuales en lotes afectados por granizo”.

 

Casi sin variantes cerraron la semana los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos marzo y mayo apenas sumaron un 0,14 y un 0,07%, al pasar de 138,08 a 138,28 y de 141,33 a 141,43 dólares por tonelada. Sin novedad capaces de modificar su coyuntura, las mejoras registradas el martes fueron por efecto contagio con las ganancias de trigo. En el resto del segmento pesaron las abundantes existencias estadounidenses y las magras ventas semanales de la exportación.

En efecto, resultó negativo para el mercado de maíz el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA relevó ventas por 101.200 toneladas, muy por debajo de las 1.245.500 toneladas del trabajo precedente y del rango previsto por los operadores, de entre 600.000 a 900.000 toneladas.

A futuro, la posibilidad de que la siembra 2018/2019 resulte inferior a la del ciclo precedente y el déficit hídrico que se advierte en Iowa, Missouri y en Illinois podrían aportar algo de firmeza a las cotizaciones del maíz. Sin embargo, para que los fondos opten por entrar nuevamente en el mercado del cereal será indispensable una mejora sostenida en los volúmenes semanales exportados, para así comenzar a erosionar el abundante stock estadounidense.

TRIGO

El acelerado ritmo de los embarques mantuvo firme durante la semana los precios del trigo argentino. En efecto, para las descargas en el Gran Rosario la oferta creció de 3000 a 3050 pesos por tonelada, mientras que para Bahía Blanca y para Necochea el valor se mantuvo firme, en 3000 pesos por tonelada. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 3020, mientras que para el lunes fue fijado en 3058 pesos por tonelada. El rango de propuestas de los molinos, relevado a diario por la BCBA, pasó de 2700/3250 a 2800/3350 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba la semana también fue positiva, pero con un leve achique del pase a futuro, dado que los ajustes de las posiciones enero y julio crecieron de 164 a 167,50 y de 175 a 175,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 3 y 24 de enero deben salir desde las terminales del Gran Rosario 942.220 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 290.980 toneladas, y desde otros puertos, 219.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 91,6% del área apta, con un progreso semanal de 10,4 puntos. La entidad elevó de 30,8 a 31,8 quintales por hectárea el rinde promedio nacional y sostuvo en 17 millones de toneladas su previsión para el cierre de la recolección. “El remanente se concentra en su totalidad en las provincias de Buenos Aires y de La Pampa, donde los rendimientos recolectados continúan superando al promedio de los últimos años”, dijo la Bolsa. En el oeste de Buenos Aires, el rinde medio se ubicó en 41,1 quintales, aunque las productividades relevadas presentaron gran heterogeneidad en función del tipo de ambiente. “En lotes afectados por los excesos hídricos en etapas vegetativas se relevaron pérdidas en el potencial de rinde y resultados de 15 a 28 quintales”. Las labores de recolección también avanzaron con fluidez sobre el centro de Buenos Aires, donde se levantaron más de 255.000 hectáreas, con un promedio de 36,6 quintales. “El volumen parcial acumulado para la región ascendió a 935.000 toneladas, relevándose lotes con menor productividad como consecuencia de las heladas tardías”.

La Bolsa agregó que en el sudoeste de Buenos Aires-sur de La Pampa los rendimientos relevados registraron una disminución intersemanal debido al ingreso de lotes tardíos que presentaron escasa humedad sobre el final del ciclo fenológico. “Por último, sobre los núcleos trigueros del sudeste de Buenos Aires los rindes se ubicaron entre 40 y 65 quintales. Sin embargo, se espera una menor productividad en lotes implantados en fechas tardías como consecuencia de los anegamientos que afectaron el desarrollo vegetativo durante el invierno y comienzo de la primavera”, dijo la entidad. 

 

Se mantuvo la tónica alcista semanal para las cotizaciones del trigo de los Estados Unidos. Los contratos marzo y mayo en la Bolsa de Chicago sumaron un 0,87 y un 0,57%, al pasar de 156,90 a 158,27 y de 161,76 a 162,68 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, las mismas posiciones tuvieron ganancias más importantes, con un 2,40 y con un 2,27%, tras variar de 156,99 a 160,76 y de 162,04 a 165,72 dólares.

El principal fundamento alcista continúa siendo la ola de frío polar que se registra en los Estados Unidos, que pone en riesgo los cultivos que no lograron ser cubiertos con una capa de nieve capaz de resguardarlos del efecto de las gélidas temperaturas. Además, el otro factor alcista es el déficit hídrico que se registra en casi todos los Estados productores de trigo de invierno.

El miércoles, el USDA publicó su informe sobre la condición de cultivos por Estado y allí ponderó en estado bueno/excelente el 37% del trigo de Kansas, por debajo del 51% vigente a fines de noviembre pasado y del 44% de igual momento de 2016. Para Dakota del Sur, en estado óptimo fue relevado el 20%, contra el 18% de noviembre y el 56% vigente un año atrás. El mejor dato fue para Nebraska, con un 64% en estado bueno/excelente, por encima del 59% de noviembre y del 46% de igual momento del año pasado.

Adverso para el mercado de trigo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA relevó ventas por 131.000 toneladas, por debajo de las 478.300 toneladas del reporte anterior y del rango estimado por los operadores, de 225.000 a 500.000 toneladas.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys