CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 485
SUPLEMENTOS RURALES
Imprimir nota
2
MAR 2018
FacebookTwitter

Debido a la sequía, el feedlot cambiará su foto

Oferta muy alta, y precios reales que en las últimas semanas recuperan sólo lo perdido durante el último año. El consumo popular, con “precios nuevos y salarios viejos”, y afectado por el aumento tarifario, se muestra más débil que en la primavera pasada, mientras que la oferta de sustitutos baratos sigue creciendo. La exportación, por otro lado, dio un salto importante en enero: con 34,5 mil toneladas res con hueso, se ubica un 47 por ciento por encima de igual mes del año pasado. Altísima participación de China en los embarques –la mitad– y fuerte ritmo de embarques de Hilton, ya con la seguridad que este año se cumplirá el cupo adjudicado.

Debido a la sequía, el feedlot cambiará su foto

Se concentrará la oferta de terneros, y los corrales llegarán a los niveles de ocupación más altos desde 2009.

Oferta muy alta, y precios reales que en las últimas semanas recuperan sólo lo perdido durante el último año. El consumo popular, con “precios nuevos y salarios viejos”, y afectado por el aumento tarifario, se muestra más débil que en la primavera pasada, mientras que la oferta de sustitutos baratos sigue creciendo.

La exportación, por otro lado, dio un salto importante en enero: con 34,5 mil toneladas res con hueso, se ubica un 47 por ciento por encima de igual mes del año pasado. Altísima participación de China en los embarques –la mitad– y fuerte ritmo de embarques de Hilton, ya con la seguridad que este año se cumplirá el cupo adjudicado.

El negocio del feedlot presenta hoy una foto adversa: relación de compraventa todavía muy negativa (15 por ciento), suba del valor del maíz y de la energía eléctrica.

La seca en curso, de no revertirse en las primeras semanas de marzo, determinará aumentos en la faena, algo de lo cual ya está pasando y que se acentuará en las próximas semanas.

Se adelantará el destete (algo más liviano) y se achicará la brecha de precios entre invernada y gordo. La oferta de terneros será muy alta y concentrada, al quedar el criador sin margen para retener, vender escalonado o recriar. Aumentará la oferta de vacas manufactura y conserva, y con ello las exportaciones de carnes de esta categoría a China.

El feedlot tendrá los niveles de ocupación más altos desde 2009 (seca) a la fecha. La oferta ganadera, cederá luego de un aumento inicial, durante el otoño, el invierno, y la primavera (oleada de feedlot). Los precios reales del ganado difícilmente alcancen los niveles reales de abril del 2017 (42,00 por kilo de hoy) y las consecuencias sobre el stock ganadero se verán recién a marzo del 2019.

El efecto sobre el servicio 2017/2018 será considerable, por el calor y la seca en diciembre-febrero, pero es probable que los campos de cría con servicio octubre-diciembre, tengan este año buenos índices de preñez, porque la vaca estaba en buen estado corporal en ese momento.

Precios relativos

Si tomamos como base de cálculo el “set” de precios relativos que regían en la economía argentina en octubre de 2015, o sea dos meses antes que asumiera la actual administración, veremos que hasta principios de febrero último la inflación (IPC, CABA) fue del 91 por ciento.

Entre los que perdieron en términos reales, o sea aquellos cuyos precios crecieron menos que la inflación, se encuentra el valor del ternero (50 por ciento de aumento), el rollo de alambre (56), el novillo en Liniers (70), el salario del peón rural (72), el gasoil (73), una hectárea de implantación y confección de silo de maíz (75) y el novillo pesado de exportación (75).

Un índice de insumos ganaderos, ponderado, creció 90 por ciento, apenas por debajo de la inflación, igual que una hectárea de pastura (85) y la confección de un rollo (85).

Entre los que crecieron por arriba de la inflación está el tipo de cambio oficial (111 por ciento), y el dólar “carne” (151), por efecto de la quita de retenciones y el otorgamiento de reintegros. Llama la atención que la valorización del ternero de invernada desde octubre del 2015 haya evolucionado bien por debajo de la inflación.

Debiéndose destacar que en la primavera de 2015 el valor del ternero de engorde era alto –en términos reales–, no sólo por razones estacionales, sino también por la demanda que se desató en los meses previos a las elecciones presidenciales, ante la seguridad de los operadores que cualquiera fuera el nuevo presidente, la política ganadera iba a cambiar sí o sí.

La Voz del Interior – Ignacio Iriarte



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys