CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 411
NOTICIAS DEL DIA
Imprimir nota
17
MAY 2018
FacebookTwitter

Además de saborizar el mate, la peperina puede ser un eficaz insecticida

La peperina está naturalmente asociada a Córdoba y San Luis: la planta crece en las sierras y es uno de los saborizantes preferidos por quienes toman mate en la Argentina. Pero además de su uso más famoso, parece que también tiene propiedades para combatir insectos. Así lo determinaron investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba) que estudiaron su aplicación como bioinsecticida y comprobaron que, con sólo 40 gotas por metro cuadrado de su aceite esencial, se controló al 100 por ciento al falso gorgojo de la harina.

Además de saborizar el mate, la peperina puede ser un eficaz insecticida

Investigadores de la Fauba determinaron que, a través de aceite obtenido de esta planta aromática, se puede controlar completamente al falso gorgojo de la harina.

La peperina está naturalmente asociada a Córdoba y San Luis: la planta crece en las sierras y es uno de los saborizantes preferidos por quienes toman mate en la Argentina.

Pero además de su uso más famoso, parece que también tiene propiedades para combatir insectos.

Así lo determinaron investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba) que estudiaron su aplicación como bioinsecticida y comprobaron que, con sólo 40 gotas por metro cuadrado de su aceite esencial, se controló al 100 por ciento al falso gorgojo de la harina.

Investigación

“Con dos mililitros de aceite esencial de peperina por metro cuadrado, eliminamos el 100 por ciento del falso gorgojo de la harina en 12 horas. Cuando usamos 1,5 mililitros, lo logramos en 24 horas; con un mililitro, en 48. Estos resultados corresponden a una peperina que provino de la provincia de San Luis; creemos que esta variedad puede ser útil para controlar el falso gorgojo en granos almacenados”, explicó Serafina Russo, docente de la cátedra de Zoología Agrícola de la Fauba, al sitio de divulgación científica Sobre la Tierra.

En este sentido, la investigadora añadió: “Trabajamos con dos variedades de peperina, la de San Luis y otra que trajimos de Córdoba. Ambas poseen los mismos compuestos que producen los efectos insecticidas, pero en cada una se encuentran en concentraciones distintas. Esto hace que impacten de diferente forma sobre los insectos”.

Plagas

Russo recordó que “muchas plagas encuentran las condiciones de temperatura y humedad ideales para su desarrollo en silos, silo bolsas y otros lugares de almacenamiento. El falso gorgojo es una de ellas; ataca granos dañados y harinas. Por otra parte, en los ambientes urbanos en los que vivimos también podemos verlos, por ejemplo, en los paquetes de fideos de las alacenas”, destacó la investigadora.

Y agregó que el manejo integrado de plagas incluye el uso de distintas herramientas en conjunto, dentro de las cuales, los insecticidas químicos son una opción: “el manejo integrado enfatiza la prevención. Es decir, si conocemos las condiciones predisponentes para las plagas, es fundamental que controlemos las instalaciones a fin de evitarlas o de detectarlas de forma temprana”.

Al respecto, la investigadora resaltó la importancia de conocer el comportamiento de las plagas, sus ciclos biológicos, sus hábitos alimentarios y la forma en la que llegan a los almacenes, ya sea desde una infestación en el campo o que vivan dentro de los almacenamientos o que ingresen desde el exterior.

Un largo camino

Como los resultados se observaron a nivel laboratorio, Russo se refirió al complejo camino que se debe recorrer para obtener un producto aplicable en los sitios de almacenamiento. “Para lograr esto, existe un protocolo muy detallado; seguirlo puede tomar muchos años, ya que exige gran cantidad de repeticiones en condiciones controladas, como así también en los lugares donde se almacenan los granos”, explicó.

“Por otro lado, los bioinsecticidas deben ser probados y controlados para que no resulten nocivos, es decir, que no le transmitan compuestos tóxicos ni olores desagradables al grano. Después de todo, el grano se usa para alimentar animales o se lo muele para fabricar harinas. Todo esto, y más, se debe verificar antes de que el producto sea comercializado”, concluyó.

La Voz del Interior



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys